El Patito Feo

el patito feo

El cuento El Patito Feo

El patito feo es un cuento muy tierno y leído por mucha gente, te hará sentir muy cómodo e intrigado por cada uno de los eventos que ocurren en nuestro relato.

En una hermosa mañana de verano bañada por un esplendoroso sol, y a la orilla de un estanque una pata que vivía muy cerca se encontraba muy emocionada, todos sentían su felicidad, estaba a punto de ser mamá, ese dia deberían de romperse sus huevos y salir sus bebes patos.

La abuela pato llamo a la mamá pata fuera del nido por un instante, estaba preocupada porque se habia dado cuenta que dentro en el nido estaba un huevo muy diferente.

¡Mamá pata ese huevo es diferente a los otros de tu nido!, dijo la abuela, pero mamá pata emocionada y sin darle importancia a su diferencia le respondió a la Abuela Pata, sin duda ese será el pato más hermoso de todo el estanque.

Se dirijio con prisa a el nido para no dejar a sus huevesillos sin el calor que necesitan para nacer, estaba tan feliz, en su cara se reflejaba una gran sonrisa, ya entrada la tarde de pronto Mamá Pata comenzó a escuchar ruidos provenientes de los huevos muy ansiosa y alegre se levantó lentamente de sobre los huevos se estaban partiendo y comenzaron a salir unos lindos y tiernos patitos, Mamá pata los contemplaba con ojos dulces y decía que hermosos son mis pequeños era amarillitos, suaves y brillosos.

pa2

Falta uno por romperse era el más grande el del que había hablado la Abuela Pata quien le dijo: ¡Hay esta te lo dije ese huevo era extraño esta como malo, ese como que no se va a romper!, en seguida la madre respondió: ¡Claro que si le daré un poquito más de calor!, la abuela Pata la miro con cara arrugada y se fue.

A la mañana siguiendo comenzó a romperse el cascarón del huevo que faltaba y susurra Mamá Pata, ¡Ya estás listo hermoso! y con gran expectativa la madre quedo mirando fijamente como salió un pico diferente y  un gran cuello completamente distinto al de los otros, él era negro gordo y feo,  ¡QUE COSA ES ESTA! Grito Mamá Pata, Abuela Pata exclamo: ¡TE LO DIJE ese huevo estaba malo!, sus hermanos por su lado lo veían con desprecio y se reían de él.

El Patito Feo se acercó a Mama Pata ella sin pensarlo lo despreció y lo hecho fuera de su nido, ¡Vete tú no eres mi hijo vete de aquí!, muy triste, con lágrimas en sus ojos y con su cabeza agachada, el Patito Feo se fue de aquel estanque.

pa3

En el camino encontró una granja donde había un establo lleno de otros animales, llego con su cabeza caída y le pregunto a una vaca que estaba en la puerta si se podría quedar, la Vaca con la boca llena de comida, lo vio de reojo y sin darle importancia le respondió:

¡Si quieres! Y se fue dándole la espalda y dejándolo ahí parado, el Patito Feo entro, el cochino quien era uno de los animales más amigables del lugar le ofreció comida, triste pero con mucha hambre el Patito Feo acepto la invitación, después de disfrutar de un excelente manjar se retiró a una esquina de el gran establo donde se hecho a lamentarse de su desgracia quedándose dormido luego de un rato.

Al abrir los ojos ya era de mañana todos hacían sus actividades de costumbre y ninguno miraba al patito, él se acercó a las gallinas intento ser parte de sus pollitos y la gallina mamá lo miro feo, recogió a sus pollitos bajo sus alas y siguió su camino, luego le intento agrupar con las ovejas también lo miraron medio extraño y lo dejaron solo, el cochino le dijo:

¡Ven acá amiguito vamos a comer! El Patito feo acepto su invitación una vez más y desde ese momento ambos pasaron los días juntos, jugaron, conversaron, corretearon, riendo y hasta llorando juntos.

pa4

Ya pasados algunos días el cochino escucho que el granjero iría  al establo a buscar al pato que no sabía de donde salió pero que ya estaba bien gordito y listo para comérselo, el cochino rápidamente le dijo al Patito Feo ¡huye amigo sino serás la cena!, rápido el patito comenzó a correr para lograr salvar su vida, el Patito Feo estaba solo otra vez, descanso un poco, le llego la noche y tuvo que dormir entre unos matorrales del camino.

Cansado y con hambre en la víspera de un nuevo amanecer el Patito Feo se encontró con la orilla de una hermosa laguna de aguas cristalinas, hay estaba unas criaturas muy hermosas de cuellos muy largos unos eran blancos otros negros de plumajes brillantes, impresionado pero con pena de volver a ser rechazado el Patito Feo les pidió permiso para nadar en la laguna para refrescarse un poco. El mayor de las criaturas les dijo:

¡Por supuesto ven y acompáñanos!, el Patito Feo se acercó a la orilla en donde apreció su reflejo en las cristalinas aguas en ese momento se llevo una gran sorpresa su aspecto gordito y feo ya no existía, había cambiado, el era igual a las hermosas aves que nadaban en el lago, rápido levanto la cabeza y escuchando la invitación de muchos de los que hay nadaban se unió a la mana de Cisnes que se encontraban en el sitio.

Moraleja en el Patito Feo

El patito al fin entendió que no era pato que era un Cisne viviendo ahora si feliz para siempre, con los que eran su familia.

pa5

Más sobre el patito feo lo encuentras aquí y tambien queremos invitarte a que sigas disfrutando de la emoción de otro cuento, ven aquí.

Si deseas leer más cuentos, te recomendamos estas inolvidables histórias:

Los dos halcones del rey

El zapatero y los duendes

El asno y el caballo

Los carneros y el gallo

Alfonso el envidioso

Kuta la tortuga inteligente

La leyenda del sapo Kuartam

La zorra que comió demasiado

El soldadito de plomo

El rey confiado

El tambor de piel de piojo

La boda de los ratones

El Flautista de Hamelin

Ricitos de Oro

El nuevo Traje del Emperador

El águila y la tortuga

El Pez de Oro

La esmeralda encantada

Las manchas del Jaguar

Blancanieves

La Bella Durmiente

La Caperucita Roja

Bambi

El Mago de Oz

Pulgarcito

Los tres cerditos

El Patito Feo

Leave a Reply