El sastrecillo Valiente

sastrecillo

El cuento de El Sastrecillo Valiente

Un sastrecillo trabajaba en su taller arduamente, mientras tanto por la calle pasaba una mujer ofreciendo tarros de mermeladas deliciosas y baratas, a la que el sastrecillo llamo para comprarle de ese rico manjar, la mujer subió a su taller y dejándole un tarro de mermelada y se retiró.

El sastre probo un poco, le pareció muy buena, inmediatamente pico una rebanada de pan y untándosela de mermelada recordó que debía terminar el jubón que estaba haciendo, dejo el pedazo de pan a un lado, exclamando ¡Voy a terminar este trabajo para sentarme cómodamente a disfrutar la rica mermelada!

¿Quién es el Sastrecillo Valiente?

De pronto comenzaron a llegar muchas moscas a la rebanada de pan atraídas por el rico aroma de la mermelada, el sastrecillo comenzó a dispersar la mosca pero la mermelada tenía tan buen aroma que cada vez eran más la cantidad de moscas que se acumulaban.

Entonces el sastre saco rápidamente un trozo de tela y les dio un fuerte golpe a la mesa en contra de las moscas que se querían comer su pan con mermelada, luego del fuerte golpe sobre la mesa quedaron siete moscas muertas y estripadas.

El Sastre sorprendido su valentía se dijo a sí mismo: ¡Esto lo deben saber todos! ¡Fueron siete de un solo golpe!

sas02

El sastre rápidamente se hizo un cinturón al cual le borde la frase “SIETE DE UN SOLO GOLPE”, y poniéndose su chaleco decidió a salir de su taller con el pecho en alto y gran orgullo en busca de una aventura

Antes el sastrecillo hecho un vistazo a su alrededor y consiguió un trozo de queso malo el cual metió en su bolsillo, en la entrada consiguió un pajarito medio estropeado lo tomó y se lo coloco en su otro bolsillo he inicio el camino.

El camino lo llevo a lo alto de una montaña donde se encontró con un Gigante el cual era el azote de los habitantes del pueblo, al verlo en la orilla de la colina el Gigante se dio cuenta de la presencia del Sastrecillo y de lo que decía su cinturón.

Mirándolo con despreció el Gigante lo desafío a que demostrara lo que decía en su cinturón, a lo que el sastrecillo le respondió con voz segura y mucha arrogancia “Como quieres, solo te advierto que debes tener cuidado” “Supongo que ya leíste mi cinturón”.

sas03

El Gigante al instante tomó una gran roca y la estripo haciendo de ella polvo sin realizar mucho esfuerzo, “Tienes tú la fuerza para hacer algo como esto” dijo el Gigante, el Sastrecillo con mucha tranquilidad puso su mano en el bolsillo, saco el pedazo de queso y lo estripo hasta que saliera agua, el Gigante quedo impresionado pensaba que era una piedra la que había exprimido tan fuerte que botado agua.

Impresionado el Gigante tomo otra piedra y la lanzó tan lejos que apenas se podía ver, al instante el sastrecillo saco de su bolsillo el pájaro y la lanzó, el ave al verse libre al sentir la fuerte brisa tomó fuerza y voló tan lejos que no se dejó ver.

El Gigante estaba aún más impresionado, invitó al Sastrecillo a cargar un árbol “Si eres tan fuerte carga este árbol, a lo que el Sastrecillo respondió: “Vamos excelente tu llevaras el tronco y yo llevare la parte de las ramas que es la más pesada”, el Gigante le pareció bien, tomando el tronco alzó el árbol y el Sastrecillo astuto se sentó sobre las ramas, como el Gigante no podía verlo él iba relajado, tanto que hasta iba tarareando una melodía.

El Gigante de pronto bajo el tronco, rápidamente el Sastrecillo se lanzó de las ramas y simulo que las cargaba.

El Gigante le dijo al Sastrecillo: ¡Ya que eres tan valiente te reto a que pases una noche en mi cueva!, el Sastrecillo con mucha tranquilidad le respondió ¡Claro será un placer!

sas05
Character enjoying the summertime vector

Al llegar a la cueva se encontraron con otros Gigantes que también Vivian ahí, viendo todo a su alrededor se dio cuenta que tenían una gran fogata y que cada gigante asaba como pinchos ovejas para su cena, al Sastrecillo le pareció que esa cueva era muchísimo más grande que su taller interesante.

El Gigante lo llevo a su cama para que descansara, el Sastrecillo le pareció muy grande estaba incomodo, por lo que se bajó y se acomodó más bien en una esquina de la inmensa habitación, de pronto a la media noche escucho un fuerte golpe, era el Gigante que pensaba que el Sastrecillo dormía en la cama y con una gran barra de hierro intento matarlo, saliendo el Sastrecillo de entre las sabanas que habían caído al piso dijo al Gigante: ¡Cual fue el problema, que paso!, el Gigante muy asustado pensando que el Sastrecillo era inmortal y más fuerte de lo que decía decidió huir aterrorizado antes de que el Sastrecillo decidiera aniquilarlo.

sas04

El pueblo se enteró de lo que había pasado y al regreso del Sastrecillo lo recibieron con una gran fiesta, los había librado de esa pesadilla, volvió a su taller siendo privilegiado en todo el pueblo por su gran valentía. Aquí si deseas más información.

Nos complace saber que nuestras historias te encantan, pues ahora te invito a que vengas conmigo a leer el siguiente cuento, da clic.

El sastrecillo valiente y otros cuentos

Si deseas leer más cuentos, te recomendamos estas inolvidables historias:

Los dos halcones del rey

El zapatero y los duendes

El asno y el caballo

Los carneros y el gallo

Alfonso el envidioso

Kuta la tortuga inteligente

La leyenda del sapo Kuartam

La zorra que comió demasiado

El soldadito de plomo

El rey confiado

El tambor de piel de piojo

La boda de los ratones

El Flautista de Hamelin

Ricitos de Oro

El nuevo Traje del Emperador

El águila y la tortuga

El Pez de Oro

La esmeralda encantada

Las manchas del Jaguar

Blancanieves

La Bella Durmiente

La Caperucita Roja

Bambi

El Mago de Oz

Pulgarcito

Los tres cerditos

El Patito Feo

Leave a Reply