El tigre negro y el venado blanco

tigre negro

La fabula el tigre negro y el venado blanco

Hace muchos años vivían en la selva del Amazonas un tigre negro y un venado blanco. Hacían su vida al aire libre ya que ninguno tenía un hogar. Todas las noches dormían bajo la luz de las estrellas.

Al pasar el tiempo, el venado empezó a extrañar dormir bajo techo y decidió construir una cabaña. Así que eligió un claro del bosque y planificó bien el proyecto.

tigre06
Hand-drawn walking reindeer

– Lo primero que haré será mordisquear la hierba hasta dejar el terreno liso.

Trabajó duramente por varias horas hasta que vio que había cumplido su propósito. Para descansar, se acostó a dormir sobre un lecho de flores.

Lo que no sabía era que el tigre negro también había la misma idea, ya que se había cansado de dormir al aire libre. Casualmente, había escogido el mismo lugar para construir su cabaña.

– ¡Estoy cansado de mojarme cuando llueve y de quemarme bajo el ardiente sol en los meses de verano! Voy a construir una cabaña pequeña pero muy cómoda para poder protegerme.

Llegó al claro del bosque al anochecer y se sorprendió al ver que en el terreno no había hierbas.

– ¡Qué extraño! Este sitio siempre ha estado cubierto de hierbas. El dios Tulpa ha querido ayudarme y lo ha alisado para mí. ¡Me pondré a construir la cabaña ahora mismo!

Se puso manos a la obra y con palos y piedras comenzó a fabricar un suelo firme y resistente. Cuando acabó, se dirigió al rio para darse un refrescante baño.

tigre01

Por la mañana, el venado volvió para continuar la tarea y se sorprendió al ver que el suelo ya estaba colocado.

– ¡Esto es fantástico! Supongo que el dios Tulpa lo ha hecho para ayudarme.

Muy contento, comenzó a arrastrar troncos para levantar las paredes de las habitaciones. Trabajó todo el día sin descanso. Cuando cayó la noche, se fue a buscar algo para cenar.

Un rato después, llegó el tigre negro. Como veía muy bien en la oscuridad, no tenía problemas en trabajar sin luz.

Cuando vio las paredes erguidas sobre el suelo, se quedó sin palabras.

– ¡Esto es maravilloso! ¡El dios Tulpa me ha ayudado de nuevo y ha construido las paredes! Ya sólo falta el techo y estará terminada.

Colocó grandes ramas sobre las paredes y luego las cubrió con hojas.

– ¡La cabaña está lista y perfecta! Creo que merezco un buen descanso. Voy a estrenar mi habitación.

Entró en una de las dos habitaciones y se acostó hasta quedarse dormido. Tenía el sueño tan pesado que no se dio cuenta cuando llegó el ciervo al amanecer. Su cara fue de asombro cuando vio la cabaña totalmente terminada.

– ¡Oh, dios Tulpa! ¡Eres muy generoso! ¡Has colocado el techo durante la noche! ¡Muchas gracias, mi nueva cabaña es perfecta!

Entró en la habitación vacía y también se quedó profundamente dormido.

Al mediodía, ambos se despertaron, salieron de su cuarto al mismo tiempo y se encontraron frente a frente. Se quedaron congelados por la impresión. Ambos eran enemigos naturales  y estaban bajo el mismo techo.

Pero ninguno atacó al otro. Simplemente permanecieron un rato observándose hasta que entendieron lo que había sucedido. Habían hecho la cabaña entre los dos, pero no lo sabían hasta ese momento.

tigre07

El venado, trato de mantenerse calmo y le dijo al tigre negro:

– Esto es una gran sorpresa, pero podemos arreglarlo. ¿Qué te parece si compartimos la cabaña?

– ¡Creo que es lo justo! Cada día, uno de nosotros saldrá a cazar para traer comida a casa ¿Te parece bien?

– ¡Es una gran idea! Mientras tanto, el otro se ocupará de limpiar el polvo y barrer.

Sellaron el acuerdo con un apretón de patas y empezaron a convivir entusiasmados y en paz.

Había que conseguir comida y le tocaba al tigre salir a cazar. Regresó una hora después con una presa, pero el venado se sintió muy ofendido, ya que era un ciervo blanco, justo igual que él.

– ¡Lo siento, amigo tigre! Este animal es de mi misma especie y no puedo probarlo.

Se fue a su habitación muy enfadado y no pudo dormir.

– “¡El tigre negro ha cazado un venado como yo! ¡Es terrible! ¿Y si un día me ataca?”

A pesar de que no había dormido nada, se levantó al amanecer porque le tocaba a él salir a buscar comida.

Caminó por el bosque hasta que unos amigos lo ayudaron a construir una trampa. Después de esperar por muchas horas, finalmente cayó una presa: nada más y nada menos que un tigre. Cuando llegó a casa con la comida, su compañero se molestó muchísimo y se negó a comer.

– ¿Crees que soy un salvaje capaz de comerme a otro tigre? ¡Pues, no lo haré!

Se fue a su cuarto muy nervioso y comenzó a pensar:

– “Este venado ha sido capaz de cazar un tigre más grande que yo. ¿Y si me ataca mientras duermo? No puedo confiarme de él.”

Todos los animales del bosque dormían tranquilamente, menos el venado y el tigre que se pasaron la noche en estado de alerta, ya que ninguno confiaba en el otro.

De repente y sin previo aviso, se oyó en la madrugada un ruido muy fuerte:

¡BOOOOOOOM!

Los dos animales se asustaron tanto que, al escuchar el estruendo, salieron huyendo en direcciones opuestas, sin detenerse a comprobar de dónde provenía el sonido. Tanto uno como el otro pensaban que se iban a atacar entre sí.

tigre05
Hand-drawn cute fallow deer

El tigre negro y el venado blanco nunca más volvieron a encontrarse porque los dos se aseguraron de irse muy lejos para que no pudieran encontrarse.

El tigre continuó con su vida en la zona norte del bosque, pero siempre pensaba en su amigo ciervo, ya que lo echaba de meno.

– ¡Qué triste terminar así! La verdad es que nos llevábamos muy bien y yo jamás le habría hecho daño. ¡Pero no puedo decir lo mismo de él!

Por su parte, en la zona sur del bosque, el venado se lamentaba todos los días:

– ¡El tigre negro era muy simpático y formábamos un gran equipo! Yo nunca le hubiera hecho daño, pero él a mí sí y no pienso correr riesgos.

Así fue cómo cada uno tuvo que volver a buscar un lugar en el bosque para construir una nueva cabaña, pero esta vez de una sola habitación.

Si gustas más información de el tigre negro y el venado blanco, puedes conseguirla aquí y también sigamos leyendo más cuentos te recomendamos una hermosa enseñanza de vida, aquí.

Si deseas leer más cuentos, te recomendamos estas inolvidables histórias:

Los dos halcones del rey

El zapatero y los duendes

El asno y el caballo

Los carneros y el gallo

Alfonso el envidioso

Kuta la tortuga inteligente

La leyenda del sapo Kuartam

La zorra que comió demasiado

El soldadito de plomo

El rey confiado

El tambor de piel de piojo

La boda de los ratones

El Flautista de Hamelin

Ricitos de Oro

El nuevo Traje del Emperador

El águila y la tortuga

El Pez de Oro

La esmeralda encantada

Las manchas del Jaguar

Blancanieves

La Bella Durmiente

La Caperucita Roja

Bambi

El Mago de Oz

Pulgarcito

Los tres cerditos

El Patito Feo

Leave a Reply